Sala de Prensa

Otras noticias

HISPASAT se despide de dos de sus satélites más emblemáticos

26 de julio de 2017

El Amazonas 1 fue el primer satélite ubicado en la posición de 61º Oeste y con el Hispasat 1C comenzó la comercialización de servicios de banda ancha en América Latina.

El pasado 2 de junio, el Hispasat 1C (H1C, posteriormente denominado H30W-3 y H84W-1, por las posiciones orbitales en las que se ubicó) quedó definitivamente situado en la órbita cementerio, tras un viaje de 300 kilómetros desde su última posición orbital que se inició el 29 de mayo, y tras recibir el último comando para su desactivación total desde el Centro de Control de Satélites en Arganda del Rey a las 14:18 horas, con más de una hora de retraso sobre el horario previsto debido a que había más combustible del esperado en los tanques y tardaron más tiempo en vaciarse.

El Amazonas 1, por su parte, acabó su vida útil el 23 de junio a las 13:56 y fue reubicado también en la órbita cementerio, tal y como establecen las recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y el Comité de Coordinación Inter-Agencia de Basura Espacial (Inter-Agency Space Debris Coordination Committee) para el buen mantenimiento de la órbita geoestacionaria. Exactamente la misma operación que se llevó a cabo con el Hispasat 1C unas semanas antes.

En ambos casos se celebró una pequeña ceremonia para despedir a los dos satélites con los honores que merecían. La delegación de Hispasat, encabezada por Antonio Abad, director técnico y de Operaciones, recibió el día 2 en Arganda a representantes de Thales Alenia Space, el fabricante del H1C; y el 23, a los de Airbus, que construyó el Amazonas 1, junto con algunos de los aseguradores. También asistió a los dos actos el anterior responsable de la DTO, Pedro Pintó, que fue quien puso en marcha ambos programas.

Con absoluto rigor técnico, el equipo de Ingeniería de Operaciones de Satélite coordinó todo el procedimiento de reorbitado en permanente comunicación con cada uno de los fabricantes. Lo que en el caso del Amazonas 1 fue especialmente necesario, ya que este era el primer satélite de su clase que se reorbitaba y no había experiencia previa, por lo que la intervención del fabricante era esencial para desarrollar el proceso con éxito.

Con estos entrañables actos se puso punto final a la actividad de ambos satélites después de haber prestado servicios de comunicaciones a lo largo de muchos años de vida útil: 17 en el caso del H1C, dos más de lo previsto inicialmente; y 13 en el caso del Amazonas 1, a pesar de haber sufrido una fuga de combustible poco después del lanzamiento que pronosticaba una vida mucho más corta. La superación de estas previsiones de tiempo pone de manifiesto la robustez y fiabilidad de ambos artefactos y lo bien que han sido operados durante este tiempo, consiguiendo prolongar al máximo la vida útil prevista y administrar el combustible de la forma más eficiente durante las maniobras en órbita que se requieren para la correcta operación de los satélites.

El Hispasat 1C, basado en la plataforma Spacebus B2, contaba con 24 transpondedores en banda Ku y sus principales servicios fueron la distribución de canales de televisión, tanto en Europa como en América, y otras soluciones de telecomunicaciones. A lo largo de su vida útil realizó 22.850 transmisiones y más de 1.200 maniobras controladas desde tierra, y ha sido testigo de 1.544 eclipses de Tierra y 36 de luna. Fue lanzado el 3 de febrero de 2000 desde Cabo Cañaveral, Florida, a bordo del cohete Atlas IIAS de la compañía ILS, y ubicado inicialmente en la posición orbital 30º Oeste (H30W-3). En 2014, tras un acuerdo alcanzado con Star One, el satélite fue derivado a la posición 84º Oeste y pasó a denominarse Hispasat 84W-1. Con él comenzó HISPASAT en 2003 la comercialización de sus servicios de banda ancha en América Latina, que han sido utilizados por más de 20 clientes del operador en la región. Además, la capacidad del H1C se ha utilizado para proyectos de tele-enseñanza, como el Plan Ceibal de Uruguay o el Programa Subtel de Chile, para el proyecto MEDNET de tele-medicina en Perú, para conectar zonas remotas de la Antártida en Argentina o para el desarrollo de industrias energéticas, ganaderas y pesqueras en diversas zonas de la región.

El Amazonas 1 fue lanzado el 5 de agosto de 2004 desde Baikonur, a bordo del cohete Proton M Breeze M de la compañía ILS. Construido por la empresa EADS Astrium, actualmente Airbus, sobre la plataforma Eurostar 3000, fue el primer satélite ubicado en la posición orbital brasileña de 61º Oeste. En 2014, gracias a un acuerdo con Intelsat, el satélite fue trasladado a la posición 55,5º Oeste con el nombre de H55W-1. A lo largo de su vida útil, el Amazonas 1 ha realizado más de 25.000 transmisiones desde 19 países diferentes, ha hecho 613 maniobras en órbita y ha sido testigo de 1.170 eclipses de Tierra y 29 de luna. Este satélite fue la piedra angular de la expansión internacional de la compañía hacia los mercados de Latinoamérica. Con 32 transpondedores en banda Ku y 19 en banda C y con capacidades transatlánticas y panamericanas, ha dado cobertura a todo el continente americano, Europa y el Norte de África. Sus principales servicios fueron la distribución de televisión y otras soluciones de comunicación, como redes corporativas o aplicaciones en banda ancha, entre otros.


Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.