Sala de Prensa

Otras noticias

El Festival Internacional HISPASAT 4K deja su huella en San Sebastián

14 de noviembre de 2016

Las actividades de la segunda edición de este certamen para cortometrajes producidos y postproducidos en Ultra Alta Definición tuvieron lugar en la ciudad donostiarra, en el marco de su célebre festival de cine

Foto de familia con los premiados y patrocinadores de la segunda edición del Festival Internacional HISPASAT 4K.

El pasado 21 de septiembre concluyó la segunda edición del Festival Internacional HISPASAT 4K, que trasladó este año sus actividades a San Sebastián. Como patrocinador de su festival de cine, la rueda de prensa y las mesas redondas del Festival Hispasat 4K se celebraron en el emblemático palacio de congresos Kursaal, centro neurálgico de todos los eventos del Zinemaldia. En la rueda de prensa, celebrada en la mañana del 19 de septiembre, el director de Negocio de HISPASAT, Ignacio Sanchis, dio a conocer los títulos finalistas de esta edición y las principales cifras de participación: “Un total de 101 cortometrajes procedentes de 14 países diferentes - España, Brasil, Colombia, Japón, Canadá, Italia, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Argentina, Chile, República Checa, Irlanda, Luxemburgo y Bélgica- se han inscrito en la segunda edición de este certamen pionero, lo que supone un incremento cercano al 40% respecto a 2015”, afirmó. Asimismo, Sanchis señaló que “estar en el evento de referencia del cine en España es un orgullo para nosotros y demuestra que la tecnología 4K ha salido del ámbito tecnológico para definitivamente unirse a la creación audiovisual”.

Ignacio Sanchis estuvo acompañado en esta rueda de prensa por el director del Festival de San Sebastián, José Luis Rebordinos; la realizadora y miembro del jurado Paula Ortiz y el productor de Cine365 Film y patrocinador del festival Jesús Ulled. Rebordinos anunció que, debido a la demanda del sector, el Festival ya estaba implantando el 4K en las salas del certamen, mientras que Paula Ortiz señaló que “si la tecnología digital facilitó en su momento el acceso al cine a las nuevas generaciones de cineastas, ahora el 4K permite hacer cine desde una experiencia plástica, ética y estética total”. Por su parte, Ulled anunció que su última producción, “Maus”, se estaba rodando en 4K y también iba a postproducirse en este formato.

Paula Ortiz, José Luis Rebordinos, Ignacio Sanchis y Jesús Ulled, durante la rueda de prensa del Festival.

Cambios en la forma de rodar

A la mañana siguiente se celebraron las dos mesas redondas del Festival, englobadas bajo el título “Cine y tecnología. Los retos de rodar en 4K”. La primera de ellas se dedicó al ámbito de la producción y postproducción de contenidos en 4K.

Abrió el turno de palabra el productor y distribuidor de Wanda Visión José María Morales, que señaló que en España la mayoría de las salas de cine estaban equipadas con proyectores digitales de 2K, razón por la cual, aunque se rueden películas en 4K, no se realiza la postproducción en este formato. “Otra cosa es si la idea es ir al mercado internacional; incluso Netflix está pidiendo los contenidos en 4K”, comentó. Salvador Luna, de Fujifilm, se mostró de acuerdo con Morales y añadió que “es muy posible que la experiencia continuada del 4K llegue antes a España a través de los televisores que de las salas de cine”.

Para Miguel Ángel Doncel, de SGO, la clave seguirá siendo la historia que se quiere contar, pero si a una buena historia se le añade “buena calidad de imagen e inmersividad, se alcanzará la matrícula de honor para atraer a la audiencia. Esto no es sólo bueno para el productor, es bueno para todo el sector”, aseguró.

La realizadora Beatriz Sanchís planteó lo innecesario del debate en torno a si rodar en 4K o 2K: ”Yo lo que intento es hacer la película que quiero con los medios que tengo. Creo que se puede unir la parte plástica con la tecnológica”, explicó.

Por su parte, el director de fotografía Javier Agirre afirmó que no sólo la resolución es importante, sino que hay otras variables más relevantes como la profundidad de color o el rango dinámico. “Yo he rodado en 5K, pero debido al sobrecoste de postproducir en 4K, se bajó la resolución a 2K y luego se reescaló de nuevo a un 4K falso”, añadió, para luego señalar otros problemas de rodar en Ultra Alta Definición: “como director de fotografía, el 4K nos ofrece problemas con las pieles de los actores y el maquillaje, no con la iluminación”.


Frente a los hábitos de consumo

El siguiente panel estuvo dedicado a la distribución, exhibición y emisión de los contenidos 4K. Para David Hernández de Dolby no es justo que los exhibidores de cine tengan que volver a invertir para pasar de proyección 2K a 4K: “En el mundo hay 120.000 pantallas de cine, una cifra marginal si se compara con el parque de televisores. Es lógico que la exhibición cinematográfica en España vaya un paso por detrás y más teniendo en cuenta que aquí la asistencia a la sala de cine está muy asociada al precio de la entrada”, reconoció.

Imagen de la mesa redonda dedicada a la distribución, exhibición y emisión de contenidos en 4K.

Recogió el testigo Koro Odriozola, de la empresa de exhibición SADE, quien confirmó que en estos momentos no es viable que el sector se embarque en una nueva reconversión digital. “Acabamos de digitalizar las salas en 2K y por el camino han caído compañías de exhibición. No nos podemos plantear hacer una nueva inversión para adoptar el 4K”, afirmó.

Alfredo Pérez, de Samsung Iberia, se situó en el otro extremo, el del consumo doméstico, para mostrar un escenario distinto, en el que “en 2016, ya 4 de cada 10 televisores que vende Samsung son de tecnología UHD”.

Por su parte, Ignacio García-Legaz, director de Vodafone Televisión, es un firme defensor de la tecnología 4K por la que ya está apostando su compañía a pesar de la importante carencia de contenidos. “Hemos empezado a instalar descodificadores que soporten 4K porque dentro de unos años será ‘mainstream’. Si queremos que haya contenidos 4K tenemos que dirigirnos hacia un modelo que cubra los costes de la producción y la distribución. Todos podemos decir que no hay contenidos y ahorrarnos la inversión, pero si obramos así lo pagaremos en el futuro”, avisó.

Por último, Samuel Martín Mateos manifestó que la intención de RTVE es seguir a la vanguardia de las nuevas tecnologías y explicó que la estrategia de la televisión pública en este sentido es producir documentales en 4K de temáticas como naturaleza, arte y arquitectura.


Cifras y premios

Los actos de esta segunda edición del Festival Internacional HISPASAT 4K concluyeron con la gala de entrega de premios, que tuvo lugar en el Centro Internacional de Cultura Contemporánea Tabakalera de San Sebastián.

Tras una presentación a cargo de la responsable del programa de Radio Nacional de España “De Película”, Yolanda Flores, el consejero delegado de HISPASAT, Carlos Espinós, subió al escenario. En su discurso, Espinós resaltó la rapidez con la que se está implantando la tecnología 4K y sus excelentes perspectivas en un futuro inmediato. Destacó además el avance tecnológico que ha supuesto el HDR (Alto Rango Dinámico, por sus siglas en inglés), que permite reproducir una gama de luminancia más amplia para conseguir un mayor nivel de detalle, más brillo, mayor contraste y más color, logrando un mayor realismo.

A continuación, Espinós resumió algunos datos de informes recientes: en 2015 se vendieron 31 millones de televisores 4K, y en 2016 se alcanzarán los 43 millones; se estima que en 2020 se venderán 140 millones de unidades, de las cuales 58 millones contarán con tecnología HDR, y se transmitirán 200 canales de televisión en UHD, que en 2025 llegarán a 800 (el 70% de ellos, por satélite). De hecho, ya existen más de 80 canales 4K difundidos por distintos operadores y plataformas de televisión, y más de 1.200 series y películas disponibles en esta tecnología. Además, en Internet, donde el tráfico de vídeo supondrá en 2020 el 80% del total, los contenidos en 4K distribuidos a través de plataformas OTT tendrán un desarrollo masivo en los próximos cinco años.

Asimismo, el consejero delegado destacó que la calidad de la imagen es un factor cada vez más valorado por los espectadores, de modo que cerca del 75% de los proveedores de contenidos de televisión consideran que los consumidores estarían dispuestos a pagar un aumento en el precio de su suscripción de entre el 10 y el 30% para gozar de servicio en 4K.

Tras las palabras de Espinós llegó el turno de conocer a los trabajos premiados. “Empathy”, de Víctor Claramunt, obtuvo el Premio Fujifilm/SGO a la Mejor Fotografía; “Calas para Eva”, de Ilune Díaz, el Premio RTVE al Mejor Cortometraje de Escuela de Cine; “The darkness keeper”, de Rodrigo Atiénzar, el Premio Dolby al Mejor Sonido; “Un lugar”, de Iván Fernández de Córdoba, el Premio Samsung SUHD del Jurado; “The devil on your back”, de Haritz Zubillaga, el Premio Cine365 Film al Mejor Director; y “Anómalo”, de Aitor Gutiérrez, el Premio HISPASAT al Mejor Cortometraje.

La gala concluyó con la proyección de todos los cortometrajes galardonados, así como del tráiler del documental “Museo Reina Sofía: sueños, píxeles y… artistas en torno al arte moderno”, producido en Ultra Alta Definición por RTVE.


Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.